Pagina ITEI

Cárceles en Bolivia y Suiza: miradas y desafíos

¿Qué semejanzas y diferencias existen entre la realidad de las cárceles de Bolivia y Suiza? Estas y otras cuestiones en torno a los sistemas penitenciarios de ambos países se discutieron en una mesa redonda realizada el 2 de mayo en la ciudad de Friburgo (Suiza) que contó con la participación de especialistas de ambos países.  

Andrés Gautier, responsable del área de rehabilitación del Instituto de Terapia e Investigación sobre las Secuelas de la Tortura y la Violencia de Estado (ITEI) participó como uno de los ponentes del evento, gracias a su larga experiencia de trabajo como psicoterapeuta tanto en la prisión suiza de Bellechasse como en las cárceles de La Paz (Bolivia).

Al tomar en cuenta que las necesidades del sistema penitenciario que prevalece en estos países no es una problemática popular que se aborde en las propuestas políticas en épocas electorales.

En paralelo, la perspectiva del sistema penitenciario helvético la ofreció Anne-Catherine Menétrey, psicóloga, escritora y ex parlamentaria suiza que formó parte de una comisión implicada en cuestiones penitenciarias, Consejera Nacional de 1999 a 2007 y que visitó las cárceles Bolivia en el pasado. 

A través de la mirada compartida por Anne-Catherine Menétrey se observó que, aunque aspectos como: higiene, salud y las condiciones materiales básicas son incomparablemente mejor en Suiza respecto a Bolivia; en el país europeo, los problemas también son muy grandes y no están resueltos. Y quienes luchan para mejorar las condiciones se enfrentan a una soledad en su activismo. En contraste, las estructuras sociales son mejores en comparación de la mayoría de las cárceles en Suiza donde las personas privadas de libertad quedan encerradas en sus celdas y solamente pueden salir para actividades precisas. Por demás, hay una prevalencia de una derecha muy conservadora que percibe a la cárcel como el lugar de castigo por excelencia y, por tanto, no existe una voluntad política para mejorar las condiciones de este sector de la población.

Gautier afirmó que “lo que quiere la población es tener seguridad, la ilusión, de que la cárcel garantiza la protección. Y con eso trabajan los políticos. Y los políticos, con una población detrás, se resisten a dar suficientes fondos para las personas detenidas. Esa mentalidad de no querer saber qué pasa en las cárceles y no ver cómo luchar para la rehabilitación y la mejora de las condiciones humanas”. 

Por otra parte, se contó con la participación de Soraya Gautier Guillet, profesora de danza que en 2023 participó del proyecto financiado por E-changer: “Abriendo grietas de libertad” apoyando el trabajo de rehabilitación a través del arte que el ITEI realiza en las cárceles de Obrajes y Miraflores en la ciudad de La Paz. Gracias a este proyecto, se han desarrollado varios talleres grupales en los que mujeres privadas de libertad participan de espacios que vinculan la danza afrolatina, la relajación y el descubrimiento del cuerpo a través del movimiento. 

“Para bailar, no hace falta saber de danza. Quiero llevar la danza como herramienta para la vida, motivarlas a participar a actividades para no caer en una depresión. Trabajamos con la memoria del cuerpo mediante la repetición de pasos para liberar las tensiones, miedos y traumas, aumentando la confianza. Todo esto se hace de forma inconsciente. Todos estos métodos permiten que el cuerpo vibre y, como explica la relajación coreana, el agua del cuerpo se pone en movimiento, lo que ayudará al cuerpo y a la mente a relajarse”.

Soraya Gautier-Guillet

Para dar cuenta del trabajo realizado por el ITEI en las cárceles de Bolivia durante 18 años, en el evento se mostró a los asistentes, un video que refleja su trabajo respecto a:  atención médica, atención psicológica, talleres de danza, investigaciones sobre las condiciones materiales y el trabajo de prevención que se realiza sensibilizando a la Policía Boliviana. 

Como cada año, esta Asamblea General fue organizada por  la Asociación Europea de Sostén al ITEI (AES-ITEI), un fondo de apoyo conformado por varios amigos europeos interesados en respaldar el trabajo que el ITEI realiza en Bolivia. 

Este año, el evento fue abierto para el público en general, donde participaron alrededor de 50 personas que demostraron gran interés en la problemática.  Jacques Secrétan, periodista independiente de Lausana, con un profundo conocimiento de América Latina y quien a través de su carrera se ha manifestado enérgicamente contra la pena de muerte, se desempeñó como moderador del espacio.

Si siente interés en apoyar a la problemática a la erradicación de la tortura en los entornos carcelarios, le invitamos a donar al ITEI a través del siguiente botón:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *